Cómo hacer que tu voz suene mejor en un podcast

Hola, si te dispones a hacer un podcast en algún momento te habrás preguntado si hay manera de hacer que tu voz suene mejor. Nos pasa a todos. Una de las mejores maneras es conocerla para trabajarla bien.  Comenzamos.

 

La voz en un podcast es la materia prima

Puede que hasta ahora no le hayas dado la mínima importancia, pero si vas a hacer un podcast profesional has de concienciarte de que tu voz o la de tus locutores es la materia prima principal de un podcast. Por eso, para que suene mejor, debes saber cómo funciona, cuidarla y prevenir problemas. Puede llegar a ser crucial. Creerás que no es importante, pero si tu fuente de ingresos depende de un podcast te puedo asegurar que la voz es mucho más importante de lo que crees.

La voz es como el cuerpo humano. Se calienta y se entrena

La voz es como el cuerpo un atleta. Antes de ponerse con la actividad necesita calentar, entrenar y estirar. Tiene que cuidarse de los excesos. Con la voz sucede lo mismo. La voz es un fenómeno complejo en el que intervienen varios músculos. Estos músculos se podrían clasificar en tres mecanismos distintos: la respiración, la fonación y la articulación. Y si la voz depende de músculos, podemos decir que es como el resto del cuerpo: Por un lado, para que la voz suene mejor, necesita entrenarse antes para sacarle el máximo partido. Por otro, el calentamiento previo de la voz hará que suene mejor en cada locución y evitará que tengamos problemas a largo plazo. Usar una voz para hacer un podcast sin calentar previamente puede acarrearte afecciones que luego no son tan sencillas de resolver.

Para que la voz suene mejor debes saber estas cosas

Para que la voz suene mejor en el podcast deberías tener en cuenta estos tres mecanismos que la producen… Hoy los enumeramos pero más adelante profundizaremos en ellos.

  1. Respiración: Gran parte de la dificultad para aprender a tocar el acordeón tiene que ver con el manejo del fuelle y el aire que insuflamos al instrumento. Pues bien, con la voz pasa exactamente igual. La clave está en respirar con el diafragma, siendo consciente de cómo lo usas. Digamos que nuestro diafragma es como el fuelle del acordeón. El aire que insuflamos con nuestro diafragma es el sustento de la voz y tienes que saber usarlo. Parece difícil, pero es una cuestión de práctica. Tienes que saber hacerlo para no sobrecargar la voz.
  2. La Fonación: El segundo paso es la emisión de voz, tienes que aprender a controlar el sonido de tu voz. Tienes que saber cómo manejar los tonos e ir ampliando tus registros. Como hemos dicho, hablaremos de esto más ampliamente en próximos capítulos.
  3. Articulación: Un buen locutor es aquel que tiene una correcta articulación, para que se le entienda. Tienes que calentar los músculos de tu cara, para poder articular de la mejor manera posible. ¿Notas que a primera hora de la mañana no puedes hablar bien? Eso es precisamente lo que hay que evitar.

La puesta a apunto de estos mecanismos

Para que estos tres mecanismos funcionen correctamente, el primer paso que hay que hacer en el entrenamiento de la voz, es la relajación. Para que la voz suene bien y no se fuerce, los músculos tienen que estar relajados. Antes de ponerte a hablar por el micrófono debes hacer algunos estiramientos con el fin de relajar todos los músculos que rodean a tus cuerdas vocales. Básicamente, la idea es relajar el cuello y los hombros.

Así que ya lo sabes…

La voz es importante porque es la materia prima de tu podcast.

Para que la voz suene mejor, como el resto del cuerpo humano, hay que calentarla y hay que entrenarla.

Y para calentar la voz debes tener en cuenta la respiración, la fonación y la articulación. Hablaremos detenidamente de todo esto en capítulos especiales. Pero hoy ya te puedes hacer una idea.

Y recuerda, con Podcast Pro… te van a escuchar.