La magia del podcast, ¿qué es lo que lo hace tan especial?

¿Qué es lo que hace tan especial al podcast?

Hay una belleza en el podcast en la que la mayoría de podcasters no ha reparado. Hoy reflexionamos sobre la magia del podcast, porque ese factor será una fuente de inspiración en nuestros momentos profesionales más difíciles.

Cuando no aprecian tu trabajo

Cuando yo trabajaba en la radio, parte de mis producciones eran en directo y otras en diferido. Con el directo lo hacía lo mejor que podía, pero con los programas en diferido tenía plena dedicación. Me pasaba las noches enteras en un estudio, preparando una pieza sonora de alta calidad, cortando y pegando sonidos, buscando efectos, músicas… Quizá para una pieza de diez minutos necesitaba dos o tres horas de producción. Un trabajo de creatividad y precisión sólo apto para apasionados del sonido. Luego, esa cápsula tan bien trabajada pasaba a la cola de reproducción de un directo, se emitía sin pena ni gloria y nunca más se supo. Y era una pena.

Diez minutos de producción en los que había estado trabajando toda la noche, tenían el mismo peso en la emisión que diez minutos de un tertuliano hablando de política. No entendía cómo era posible que ambas cosas, la pieza de artesanía sonora y la de un hombre hablando sin más tuviera la misma reacción en la audiencia.

Cuando la audiencia no es adecuada

El problema estaba en que la audiencia no se paraba a escuchar ese contenido, simplemente lo oía. Su nivel de atención no era el adecuado para algo tan preciso. Es como si un escritor se pasa meses escribiendo un libro y lo publica en un periódico, donde la mayoría de personas lee sólo los titulares. O imagina a un chef de restaurante preparando comida para un colegio con trescientos niños. ¿Lo apreciarían? Por eso el podcast es tan especial, porque ha solucionado todos estos problemas. Ahora podemos servir contenidos esmerados para una audiencia exigente y ahí es donde se produce la magia del podcast.

La magia del podcast está precisamente en la audiencia

Lo que hace al podcast tan especial es que podemos hacer contenidos sonoros específicamente para personas que no oyen, sino que escuchan. Puedo emplear mucho tiempo en producir una pieza sonora y quedará para la posteridad, para que los escuchantes puedan volver a ella una y otra vez. Y no sólo eso. Sino que existen canales rápidos, donde puedo obtener un feedback de lo que están pensando.

La magia de la audiencia específica

La belleza del podcast es que ha creado una audiencia específica que sí que sabe apreciar las producciones sonoras bien pulidas, trabajadas. Personas que se recrean en escuchar tanto como yo en crear. Ahora, esa producción en la que hemos puesto tanto esmero no se quedará en una emisión localizada en una ciudad o en una región. Ahora esa cápsula sonora podrá viajar por todo el mundo, sin límites.

Y en nuestro caso está en español, es decir, que pueden llegar a oírlo 500 millones de personas, una cifra que ninguna radio podría soñar sin la tecnología del podcast. Una oportunidad increíble para sacar todo nuestro talento sonoro, para jugar con los efectos, con los planos, con las sintonías y mucho más. Un público fiel que apreciará las piezas sonoras que quedarán allí para siempre y que se seguirán reproduciendo hasta el infinito… algo que no puede darnos la radio.

Esa es la magia del podcast, romper las pocas limitaciones que tenía la radio. tweet

¿Quieres hacer radio o quieres hacer podcast?

El podcast es un formato muy libre en el que, con la debida estructura, cabe casi todo.

Déjame decirte algo desde la experiencia: el podcast es una herramienta mucho más potente que la radio, más flexible, más emocionante. No te dejes limitar por las referencias de la radio. Desata tu imaginación y haz cosas que antes, en la radio, no se han podido hacer. Porque esa es la magia del podcast, que si haces algo de calidad ahora sí, la audiencia lo apreciará, te felicitarán y lo más importante, te lo harán saber.

Así que ya lo sabes…

Un podcast es una excelente oportunidad para crear un contenido de calidad superior, más elaborado. Y lo mejor de todo, hay una audiencia apasionada que sabrá apreciarlo. Eso nos llevará al culmen de nuestra realización profesional.

Y recuerda, con Podcast Pro… te van a escuchar. Hasta la próxima.