Esto puede marear. El aire residual en la fonorrespiración

Locutar sin fonorrespiración puede causar mareos

Nota: Este post sobre fonorrespiración está inspirado en las enseñanzas extraídas del libro “Locución Radiofónica” de Emma Rodero.

Hoy avanzamos un paso más en nuestro aprendizaje hacia una buena locución. En posts anteriores hemos visto que hablar bien delante de un micrófono no es tan sencillo como aparenta, sino que existen una serie de pasos en el aprendizaje y en el manejo que no debemos olvidar, por el bien de nuestro podcast y de nuestra propia salud. Hoy hablamos de la coordinación fonorrespiratoria, es decir, la fonorrespiración. Comenzamos.

La coordinación fonorrespiratoria o fonorrespiración es coordinar la respiración y la fonación al mismo tiempo. Hay muchos aspectos a tratar en la fonorrespiración, pero hoy vamos a ver uno fundamental.

Cuándo tomar aire mientras locutamos

Sí, parece una tontería, pero hay muchos locutores sin experiencia que cogen aire al principio e intentan leer toda la frase de un tirón. Suele suceder, sobre todo en español, que las frases pueden ser más largas de lo normal y claro, es muy fácil quedarnos sin aire. Si esto sucede, nuestra locución puede sonar forzada y puede que nos quedemos sin aire antes de acabar la frase. Cuando esto ocurre, tendremos que coger aire de manera rápida, casi desesperada. Entonces nuestra respiración ya no será diafragmática y habremos cogido muy poco aire, así que no llegaremos muy lejos.

Se han dado casos extremos de locutores que se marean por querer terminar la frase. Sí, como lo oyes. Si no coordinas bien la respiración y la fonación puedes quedarte sin aire y por experiencia sabemos que el cuerpo humano sin aire no funciona bien. Siempre se debe mantener lo que se llama aire residual o sentiremos esa sensación de mareo. Quizá no hayas reparado en esto, dependiendo del formato de podcast que quieras realizar.

Locutar sin una adecuada fonorespiración puede causar mareos tweet

La fonorrespiración en el podcast

En un podcast con formato de tertulia, por ejemplo, ocurre menos, porque en este caso la actividad consiste simplemente en hablar, como cuando lo hacemos con nuestros amigos. Pero cuando estamos hablando en situaciones más comprometidas para la voz, como la locución profesional delante de un micrófono o en una conferencia delante de un gran público, empezamos a notar la falta de experiencia en la fonorrespiración.

Dicho de otra manera, no saber cómo y cuándo respirar mientras hablamos. Parece absurdo, ¿verdad?, pero no es algo tan lejano. Haz la prueba. Lee un texto en voz alta, dale el tono que le daría un locutor de radio y notarás cómo al cabo de unos minutos te sientes fatigado. En el peor de los casos podrías llegar a marearte. No serías la primera persona que se cae redonda en medio de un estudio de grabación.

Eso es porque no estamos acostumbrados a coordinar la respiración y la fonación cuando el grado de exigencia es alto y solemos agotar el aire residual.

La clave de la fonorrespiración para no quedarnos sin aire

Aquí va uno de los secretos más prácticos en locución:

Respira cada quince sílabas, más o menos, siempre sin romper el sentido de la frase. tweet

Si intentas leer más sílabas, por lo general, te quedarás sin aire residual.

¿Y cómo hacemos esto? ¿Nos ponemos a contar sílabas?

En realidad hay métodos más sencillos: Las sílabas se agrupan en palabras y las palabras se agrupan en grupos lógicos con un mínimo sentido, dentro de una misma frase.

Por ejemplo:

“La casa de campo sucumbió al paso del tiempo”.

Podríamos dividir la frase en dos partes, sujeto y predicado, sin que cada parte perdiera su sentido:

“La casa de campo” y “sucumbió al paso del tiempo”.

Por que si leyeras “sucumbió al paso del tiempo”, de forma lógica esa parte tiene un sentido.

Pues bien, volviendo a la fonorrespiración, la idea es que respires cada dos grupos de palabras de este tipo. Vuelve a escuchar el podcast y presta atención a cómo respiro. Te darás cuenta de que, en general, tomo aire cada dos grupos de palabras con un sentido mínimo.

No me verás intentando decir:

Enelepisodiodehoyvamosahablardelafonorrespiracióncomoparteimportantedelalocuciónunainformacióninteresanteparacualquieraquequierahacerunpodcastprofesional…”

Como ves, por muy buenos pulmones que tengamos, no será suficiente para decirlo todo de un tirón sin que se note que está forzado. No debemos olvidar que en una buena locución ,lo último en la frase debe escucharse igual de bien que el principio, así que debe haber siempre suficiencia de aire.

No te dejes abrumar por lo complejo o lo abstracto que pueda parecer la fonorrespiración, es sólo una cuestión de práctica.

Así que ya lo sabes…

  • No trates de leer una frase entera sin respirar.
  • Procura hacerlo en pequeñas partes lógicas con sentido y así podrás continuar con un texto sin límites, sin cansarte… y lo más importante, con una ejecución profesional.

Y recuerda, con Podcast Pro, te van a escuchar.

Hasta la próxima.